Gela Pedagogikoa, plata y bronce en Pontevedra

marimar-sainz-pontevedra-2020-BAJA

La Gela Pedagogikoa presidida por Miguel Madariaga regresó de Pontevedra con un doble botín, una medalla de plata y un bronce en los Campeonatos de España de ciclocross disputados el fin de semana.

Marimar Sainz alcanzó el subcampeonato en Master 40, mientras que Xabier Murias fue bronce en la categoría sub23. Hasta siete ciclistas del Txorierriko Nesken Taldea compitieron el sábado y el domingo, cuatro defendiendo los colores de la selección vasca. En juveniles, Nerea Isusi logró un notable décimo puesto que remata su temporada, con Naia Arregi en la 15ª posición. En cadetes, los resultados fueron los siguientes: Naia Arregi 16ª, Lidia Taras 21ª, Izaro Fernández 22ª, Hodei Allende 28ª y Leire Arbeloa 48ª.

La primera alegría llegó el sábado. Marimar Sainz, secretaria general de la Gela Pedagogikoa, realizó una sobresaliente carrera y se clasificó octava en la prueba Master femenina, siendo segunda en su categoría, Master 40B, y por lo tanto colgándose la medalla de plata. El domingo, Xabier Murias aspiraba al oro en sub23 con la selección vasca para poner la guinda a su sobresaliente temporada. Sin embargo, la suerte le fue esquiva y no pudo más que alcanzar el tercer puesto, repitiendo el bronce de 2019, 2018 y 2017, este último como juvenil. En concreto, se quedaba a un segundo y medio de la plata en una carrera ganada por Iván Feijoo.

Murias: «Tengo un sabor amargo, muy amargo. Estoy entre triste y enfadado. La carrera se ha torcido desde la salida. Como en la Copa de España, otro corredor ha tenido algún problema y ha causado mi caída nada más salir. Me ha dejado sin ninguna opción a la victoria porque me he quedado muy atrás. Yo salía a disputar, solo pensaba en ganar, y cuando te pasa algo de eso te trastoca todo. Se me han pasado muchas cosas por la cabeza. Darle la vuelta era imposible porque Iván Feijoo estaba muy lejos. Aun así, y aunque pensaba que era muy difícil hacer top cinco, vuelta a vuelta he remontado hasta coger el grupo que se jugaba el podio. He decidido apretar y nos hemos quedado Gonzalo (Inguanzo) y yo. En esa vuelta, diez metros después del box, he pinchado la rueda trasera y he tenido que dar toda una vuelta con la rueda pinchada.

Después de ver cómo se ha ido la carrera con ese primer percance, pensaba que el subcampeonato no estaba del todo mal, pero el pinchazo me lo ha impedido. He apretado hasta quedarme a un solo segundo de coger a Gonzalo y ser finalmente tercero. Mi objetivo era ganar y he demostrado que tenía piernas. Pero en estas carreras la suerte influye y parece que este año no está mi lado. El balance que hay que hacer es positivo por sensaciones y rendimiento pero de muy mala suerte por las circunstancias. Es una faena y estoy fastidiado, pero le daremos la vuelta para conseguir el título el próximo año».